Consejos

Cómo elegir el sofá cama ideal.

Los sofás cama constituyen una solución a muchos de los problemas de espacio en las viviendas que se nos plantean en la actualidad.

En la actualidad muchos vivimos en espacios reducidos. Concretamente en el centro de las grandes ciudades con alta densidad de población los estudios y pisos compactos son muy comunes. Lo cual no impide que alguna vez tengamos la necesidad de ejercer como anfitrión, y cuando esa ocasión se presenta, no podemos negar que queremos dejar una buena impresión y poder acomodar a nuestros huéspedes de la mejor manera posible. Nuestra familia y amigos lo merecen.

Para aquellos que no pueden dedicar una habitación exclusiva a sus invitados una de las soluciones más recurridas son los sofás cama. Atrás quedaron los antiguos sofás cama que no eran ni una cosa ni la otra, aquellos sistemas de hierro pesado que chirriaban al abrirse. En la actualidad, existen numerosos equipos que combinan el diseño de un buen sofá, sin descuidar el confort en cualquiera de sus modalidades ya sea como sofá o cama. A continuación, vamos a destacar algunos factores a tener en cuenta a la hora de elegir el sofá cama ideal.

 

FUNCIONALIDAD DE LOS SOFÁS CAMA

Como señalábamos, es importante que el sofá cama sea cómodo a la hora de sentarse, cómodo también a la hora de usar como cama y que encaje en la distribución y diseño del espacio que ocupa. Para cubrir el mayor número de necesidades es importante prestar atención a todos los sistemas de apertura que se ofertan en el mercado para elegir el que mejor se adapte. Desde el clásico sistema de apertura italiano hasta los novedosos sofás litera existe un gran número de posibilidades. En este sentido, también es importante que el sistema de apertura sea sencillo, si necesitas un libro de instrucciones para su uso, descarta ese modelo.

 

EL TAMAÑO DEL COLCHÓN IMPORTA

Al tratarse de una medida auxiliar para ofrecer descanso a nuestros invitados, es importante que la medida del colchón de los sofás cama se corresponda con la medida de alguno de los otros colchones que tengamos en casa. No sería de mucha utilidad tener que comprar ropa de cama especialmente para el sofá cama, además, cuando no esté siendo usado como tal las sábanas y mantas ocuparían un espacio que puede ser valioso si vives en un lugar compacto.

 

UBICACIÓN

Tengamos en cuenta que los sofás cama tienden a ser más pesados que un sofá convencional. Esto es debido al peso del colchón y la estructura que lo soporta. Por tanto, tenemos que emplazarlo en un lugar donde no sea necesario moverlo a ser posible. Cuanto más facilitemos las cosas, más tiempo tendremos de disfrutar de nuestros invitados.

 

DIMENSIONES DE LA HABITACIÓN Y EL EQUIPO

A pesar de parecer una obviedad, es necesario cerciorarse de que el acceso a la habitación queda libre, por motivos de seguridad hemos de asegurarnos que las puertas pueden abrir y cerrar sin ningún impedimento. Si no puedes colocar un sofá cama de tres plazas, es posible que tengas que cambiar a dos sofás cama, como indicábamos con anterioridad el mercado ofrece múltiples posibilidades, y es que hoy en día también existen modelos de sofás cama de una sola plaza.

 

DURADERO

Una vez hemos tomado la decisión de invertir en un sofá cama, esperamos de éste que sea un producto duradero. Para ello, es primordial poner atención en los materiales que lo componen. Tener en cuenta el sistema de apertura y su resistencia, la calidad de los rellenos y el material del colchón, hemos de tener en cuenta que va a sufrir pliegues y muchas presiones de modo que ha de ser un material relativamente flexible y maleable.

 

FRECUENCIA DE USO

Independientemente de la versatilidad de los sofás cama, hay que considerar cual va a ser su uso más común. Por ejemplo, si va a ser usado más como sofá pondremos especial atención al diseño y comodidad del mismo. No obstante, si va a ser usado como cama auxiliar a menudo, quizá sería interesante ubicarlo en un lugar donde tenga menos protagonismo y sacrificar el diseño por el confort de una buena cama una vez abierto.

 

TELAS

Entre las posibilidades tenemos numerosas telas y estampados e incluso sofás cama tapizados en piel. Encuentra el que más se adapte a tus gustos y haga juego con el resto de la decoración, pero nunca descuidemos la calidad de los materiales.

Esperamos que todos estos consejos sean útiles a la hora de elegir la opción más conveniente para ti y tus invitados. No olvides que de la elección depende tu éxito como anfitrión, pero cuidado, si tu sofá cama es demasiado cómodo, ¡es posible que tengas visitas con demasiada frecuencia o se alarguen en el tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *