Siete consejos para dormir bien

Home / Blog Ecus / Siete consejos para dormir bien

-Siete consejos para dormir bien-

Piensa en los factores que pueden interferir a lo que consideramos un sueño reparador, desde presión en el trabajo, responsabilidades familiares, retos inesperados, enfermedad, etc.

Quizá no seamos capaces de controlar todos los factores a considerar para un buen descanso, pero sí podemos incluir una serie de hábitos que nos ayuden. He aquí algunos trucos.

Adaptarse a un horario regular.

Irse a dormir y levantarse a la misma hora aproximada de forma diaria, incluso en fines de semana y vacaciones. Dormir en unos espacios de tiempo similares lleva consigo crea consistencia, y con ella conseguiremos adaptar los ciclos de descanso para ser más eficientes.

Cuidado con los que comes y bebes.

No vayas a dormir hambriento ni tampoco empachado. Esto puede producir un malestar que no te deje caer dormido. Controla también cuanto bebes antes de ir a la cama para evitar levantarte al baño e interrumpir el sueño.

Precaución con el tabaco, la cafeína y el alcohol. Los efectos estimulantes de la cafeína y la nicotina desaparecen de manera gradual, por lo que pueden influir incluso pasadas las horas en las que se han consumido. En cuanto al alcohol, a pesar de que pueda producir somnolencia en algunos casos, no favorece el descanso fruto de la deshidratación.

Crea tu propio ritual.

Haz las mismas cosas cada noche para que tu cuerpo se vaya preparando y asuma que es hora de dormir. Por ejemplo, una ducha caliente puede ayudar, leer un libro o escuchar música relajante. Evita en la medida de lo posible la televisión y otros aparatos eléctricos.

Ponte cómodo

Crea tu propio espacio ideal para dormir. De una manera genérica, diremos que es importante un sitio ventilado, oscuro y silencioso. Hay personas que incluso una luz tenue le puede ayudar a alcanzar el sueño.

El colchón y la almohada también hacen una gran contribución a una noche placentera. Elige lo más cómodo para ti dentro de las posibilidades, firmeza, adaptabilidad temperatura… Si sois dos, asegúrate de que hay suficiente espacio y establece límites para los niños o mascotas a la hora de dormir contigo.

Cuidado con las siestas

Las siestas largas durante el día interfieren en tu descanso nocturno. Entre 10 y 30 minutos puede ser aconsejable. Si trabajas en turnos de noche, evita la luz solar para ayudar a tu reloj biológico.

Haz ejercicio

Una actividad física regular ayuda a conseguir un Descanso de calidad, ayudando a caer dormido con rapidez y de manera más profunda. El tiempo es importante, no es recomendable hacer ejercicio cercano a la hora de ir a la cama, debido a los niveles de excitación que el ejercicio puede producir.

Evita el estrés

Cuando las tareas se acumulan muy probablemente la calidad del sueño se verá afectada. Intenta ser organizado en tus tareas, estableciendo prioridades y delegando responsabilidades cuando corresponda. Date un descanso cuando lo necesites. Y pasa tiempo de calidad con tus amigos y seres queridos.

buddha-dorado-oro-dormir-descansar

Recent Posts
¿Te ha gustado este artículo?
Introduce tu email y suscríbete a nuestra newsletter
¿Quieres estar al tanto de nuestras novedades?
Introduce tu email y suscríbete a nuestra Newsletter
* = campo obligatorio