Colchones juveniles y multi etapa

Home / Blog Ecus / Colchones juveniles y multi etapa

¡Es increíble lo rápido que crecen los niños! Estos cambios tan drásticos deben ir acompañados de un soporte adecuado a la hora de descansar. Por ello los colchones juveniles no tienen por qué compartir las características de los colchones de adulto y tampoco tienen por qué parecerse en su construcción y tejidos a un colchón de cuna. La transición de los más pequeños de la casa de la cuna a la cama puede suavizarse con una correcta elección dentro de la gama de colchones juveniles.

¿Cómo afecta el descanso a los niños?

No nos engañemos, la vida de los más pequeños no es tan fácil. A medida que los niños crecen, van creciendo también sus responsabilidades: Los estudios, actividades extra escolares, relaciones personales… Dormir adecuadamente puede influir notablemente en la manera en que los niños crecen y se desarrollan. De un buen descanso dependerá su rendimiento en el día a día y cómo afrontan los retos al levantarse por la mañana. Por ello debemos prestar atención a la hora de elegir dentro de la gama de colchones juveniles. Un colchón juvenil no debe ser únicamente una versión barata y ligera de un colchón de adulto. Tampoco son los más indicados aquellos colchones juveniles que se caracterizan por tener el escudo de su equipo de fútbol o sus dibujos favoritos, mejor poner una colcha y sábanas a su gusto que no comprar el colchón por su aspecto exterior.

Colchones Juveniles: De la cuna a la cama

Antiguamente no se prestaba tanta importancia a la elección del colchón como hoy en día. Existe actualmente una mayor concienciación a nivel social de la importancia de un buen descanso y su relación con salud y bienestar. Por ello surgen numerosas soluciones dependiendo de las características físicas y edad del usuario. Para los pequeños puede ser una experiencia desagradable abandonar la cuna para pasar a una cama de mayores, por ello surgen los colchones de etapas. Los colchones de etapas son colchones juveniles que crecen con el pequeño, como por ejemplo el modelo Dubi. Este tipo de colchones juveniles pueden ser construidos a dos caras, una de ellas evoca las características de un colchón de cuna con un perfilado más adaptable, para que el niño no note el cambio en cuanto al confort. Por la otra un perfilado especialmente dedicado a dar soporte a cadera y hombros a medida que van creciendo y aumenta su peso y altura. Los colchones juveniles de etapas son una solución ideal para ese periodo de transición.

 

Picture 9764

Picture 9763

¿Qué material es el más indicado para los colchones juveniles?

Al igual que sucede con los colchones de adultos, podemos encontrar colchones juveniles fabricados con una amplia variedad de materiales. No olvidemos que buscamos la opción más segura y lo mejor para nuestros hijos, pero su opinión importa, ya que finalmente son ellos los que deben sentirse cómodos, por eso es recomendable que estén presentes en el momento de la compra y puedan probar la opción que más les convenza. A partir de ahí, uno de los factores más importantes a la hora de elegir entre los colchones juveniles disponibles es la transpirabilidad. A edades tempranas, especialmente en la pubertad, los niños tienden a sudar mucho más que antes y pueden estar jugando todo el día derrochando energía. Encontraremos colchones con todo tipo de núcleos en los colchones juveniles: Muelle Bonnell, ensacado, espuma HR. Haremos un breve repaso de las cualidades de cada uno de ellos.

Muelle Bonnell: Es el muelle tradicional. En su favor diremos que se trata de un soporte firme y el más transpirable. No obstante, tiene un grado de adaptabilidad menor que el resto de núcleos, pero puede estar perfectamente indicado para colchones juveniles ya que es una estructura muy común para colchones de una sola persona, como por ejemplo 90 x 190.

Muelle ensacado: Este tipo de núcleo combina la transpirabilidad de los muelles con una mayor adaptabilidad, ya que en las estructuras de muelle ensacado cada uno de los muelles reacciona a la presión de manera independiente. Es la opción más parecida a colchones de adultos. Puede ser lo más recomendable para colchones juveniles utilizados por adolescentes.

Espuma HR: Las espumas HR han avanzado mucho si comparamos con las espumas tradicionales, siempre serán menos transpirables que los colchones juveniles de muelles. No obstante, las espumas perfiladas y de célula abierta proporcionan una buena combinación de adaptabilidad y transpirabilidad.

La visco: Cualquiera de los núcleos mencionados anteriormente pueden incorporar una capa de confort de visco para dar mayor adaptabilidad. No obstante, la visco es un material que reacciona y retiene el calor. En colchones juveniles no suele usarse más de un cm de este material para mantener un grado de frescor mayor.

Además del núcleo es importante que los tejidos de los colchones juveniles tengan acabados transpirables como son los tejidos 3D que permitan circular el aire con facilidad.

Esperamos que esta información sirva a la hora de elegir dentro de una oferta tan variada como son los colchones juveniles.

Recent Posts
¿Te ha gustado este artículo?
Introduce tu email y suscríbete a nuestra newsletter
¿Quieres estar al tanto de nuestras novedades?
Introduce tu email y suscríbete a nuestra Newsletter
* = campo obligatorio