PARA CABEZAS SENSIBLES: Si eres una cabeza delicada, que despierta siempre con esas pequeñas molestias “por aquí y un poquito por acá”, estas opciones están hechas para tí. Cinco modelos en materiales diversos que se adaptan como un guante y que te ayudarán a dormir de un tirón.

PolarGelFoam® te proporciona una increíble sensación de frescor. Leo es suave, elástica y tiene una excelente ventilación.

Elsa es ligera e hipoalergénica. La densidad y estructura del gel hacen que absorba el calor lentamente y proporcione una refrescante sensación de alivio. Doble funda, interior y exterior.

Lo bueno de la viscoelástica y la fibra en una sola almohada: adaptación perfecta con una recuperación rápida de la forma.

Máxima adaptabilidad por su forma ergonómica. Especial para cabezas con molestias cervicales.

Para los más exigentes: altura y firmeza a la carta. Añade o quita relleno para conseguir una regulación a tu gusto. Doble funda, interior y exterior.

Busca en cada modelo la posición que sueles adoptar para dormir.

El color verde indica nuestra recomendación, aunque otros factores, como tu peso o tu altura, también influyen. Prueba siempre antes de decidir; tu cabeza es el test más fiable.